Archive | Año escolar RSS feed for this section

Ayudando a los niños a tomar decisiones

10 Jun

Sneaky-ways-for-your-child-to-eat-vegetables

En los Estados Unidos hay una epidemia de obesidad. En Georgia exclusivamente, el 70% de los adultos y el 40% de los niños son obesos. En general, las personas obesas mueren 20 años antes que las personas que no son obesas. Por todas partes hay mensajes que nos alertan sobre la necesidad de comenzar a cuidar mejor de nuestra salud y la de nuestros seres queridos. A veces, parece que la epidemia no va a aflojar su agarre en la sociedad. Recientemente Danielle Comer, estudiante de la Universidad de Georgia Southern realizando su práctica de verano en nuestra oficina de Extensión en el Condado de DeKalb, asistió a una conferencia auspiciada por el Departamento de Desarrollo Humano y Ciencias de la Familia, de la Universidad de Georgia, titulada “Familia y Comunidad como Sendas para la Salud: Prevención de la Obesidad y Estrategias de Intervención.” El Dr. Jerry Gale, profesor del departamento del Desarrollo Humano y Ciencias de la Familia, expresó sus deseos de que la conferencia estimulara a los asistentes a tomar acción inmediata.

Danielle nos ofreció un reporte sobre sus experiencias en la conferencia con gran entusiasmo. Durante la conferencia, los oradores enfatizaron la importancia de una buena nutrición y la actividad física como herramientas para luchar en contra de la obesidad. Si usted tiene niños, es una idea estupenda involucrarlos en la planificación de las comidas, ofreciéndoles opciones variadas. Cuando los padres compran alimentos saludables entonces los niños tendrán opciones saludables de donde escoger. De esta manera, los niños pueden expresar lo que desean comer y participar del proceso de decisión. La utilización del sitio web “choosemyplate.gov” puede ayudarle a escoger opciones sanas en las porciones adecuadas para usted y su familia.

Más tarde en la conferencia, la Dra. Diane Bale, profesora de Desarrollo Humano, especialista de Extensión en cuidado de niños y educación temprana, y coautora de la iniciativa de “Eat Healthy, Be Active” (Coma Saludable, Este Activo), habló sobre la actividad física enfocada en los niños. Ella nos recordó que los niños son naturalmente activos y se deberían animar a mantenerse activos, para prevenir la obesidad. Ser activo no necesariamente significa “hacer ejercicios.” Ella confiesa que a veces cuando a los niños les dicen que hagan ejercicio, no siempre parece que sea algo que les guste ya que ven el ejercicio como una tarea. En cambio, recomienda el juego como una manera de mantenerlos en acción. La actividad puede y debe ser divertida, para evitar el desaliento y las actitudes negativas en contra del movimiento.

¡Así que tomemos acción! Comamos bien. Estemos en movimiento. Juguemos.

 

 

Advertisements

Meriendas saludables y fáciles para las actividades extracurriculares

15 Aug

Mi hijo Nicholas tiene prácticas de fútbol tres veces a la semana en las tardes, y juegos los fines de semana. Para planear comidas y meriendas balanceadas con mi apretada agenda, yo uso MyPlate, la guía nutricional que publica el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La planeación de comidas y consejos saludables se pueden hallar en interner en ChooseMyPlate.gov.

Si hay necesidad de comprar comida rápida, buscamos opciones bajas en grasa y calorías. Decidimos que ordenar antes de entrar al restaurante. Por lo general las comidas bajas en sodio son difíciles de encontrar en cualquier tipo de restaurante, pero comemos alimentos preparados bajos en sodio en casa para que el consumo total de sodio sea menos.manzana

Cerca del 17% de los alimentos que ofrece el menú de las comidas rápidas son considerados “opciones saludables” de acuerdo al fastfoodmarketing.org. Del menú de niños, cerca de 12 de las 3.039  posibles combinaciones de comidas cumplen el criterio nutricional para los pre-escolares, y 15 combinaciones cumplen con el criterio para niños más grandes.

Para ayudar a las ocupadas familias, el servicio de extension de la Universidad de Georgia, ofrece consejos para meriendas y comidas saludables.

Meriendas fáciles pueden incluir fruta fresca o fruta seca con sorbete o con queso cottage, yogurt, cereales de grano entero, barras de 100% fruta congelada, nueces para los chicos más grandes, mezcla de frutas y granos: hecha con cereal de grano entero, nueces y frutas secas; pan de frutas y mufins hechos en casa (pan de banana o mufins de zanahoria), queso bajo en grasa con pan de grano entero o hummus y pita de grano entero.

Meriendas planeadas: son meriendas que pueden hacerse en casa y colocarse en una nevera portátil para llevar a las actividades. Algunos ejemplos son: emparedados de mantequilla de maní, ensaladas con aderezos bajos en grasa y calorías, leche de caja, huevos hervidos, vasitos individuales de queso cottage, vegetales picados para comer con aderezos bajos en grasa y calorías hechos con yogurt sin sabor y sopas hechas en casa y llevadas en termos.

Meriendas para antes y después de las prácticas: Frutas o vegetales picados, yogurt, leche, mitad de un emparedado hecho con carne de pavo real (no con carnes frías) o con queso bajo en grasa, galletas de sal de grano integral con queso bajo en grasa o solo queso bajo en grasa son buenas meriendas para los chicos activos.

Cambios en el comedor escolar

2 Aug

school lunchesPor mucho tiempo nos hemos preocupado de la selección de alimentos disponibles en nuestras escuelas para nuestros niños. Pizza, pollo y papas fritas, postres, y bebidas ricas en azúcar han sido la orden del día. Sin embargo el Departamento de Agricultura Federal, quien es el responsable de evaluar los requisitos de los almuerzos escolares, ha iniciado una extensa revisión de las reglas a seguir que promete ser muy positiva y beneficiosas para la salud de nuestros niños y jóvenes. Según Connie Crawley, especialista de salud y nutrición de nuestra Universidad de Georgia, casi el 75% del estudiantado de Georgia utiliza los servicios de la cafetería escolar. Ello serán los que experimenten los cambios en el menú: menos grasa, menos azúcar y menos sal. Muchos de los cambios no se completarán por varios años, pero se han dado pasos importantes hacia el ofrecer un almuerzo más nutritivo y saludable.
Se han establecido restricciones en el contenido de sal de las comidas, se han sustituido alimentos altos en grasa por mejores opciones, los postres serán más saludables y nutritivos y la leche es ahora baja en grasa o sin grasa. Todavía las escuelas tendrán disponibles opciones no tan saludables y es necesario continuar colaborando para una nutrición más adecuada. Es importante que los padres y los cuidadores se unan al esfuerzo de las autoridades para que los niños y jóvenes se acostumbren a estos cambios. Los alimentos que les preparemos en casa deben parecerse a las opciones nuevas del comedor escolar. Los mensajes deben ser congruentes. Salud en la casa, salud en la escuela. Entusiásmenosles a escoger lo mejor: leche baja en grasa o sin grasa, fruta y yogur en vez de pastel y fruta en vez de jugo. ¡Las nuevas alternativas van a ser importantes en la lucha en contra del problema de la obesidad! Brindemos con un rico y refrescante vaso de agua por los cambios propuestos. ¡Salud!