Archive | January, 2014

¿Es la comida orgánica o natural mejor para su bebé?

31 Jan

La comida orgánica se produce sin pesticidas convencionales, sin fertilizantes químicos y sin hormonas de crecimiento. Alimentar a su niño con comida para bebé orgánica puede limitar su exposición a estas sustancias. Sin embargo, de acuerdo a la Academia de Nutrición y Dietética (AND por sus siglas en inglés) los alimentos producidos de manera orgánica pueden no ser más  saludables o seguros que otros alimentos. Los residuos de pesticidas y fertilizantes en productos orgánicos y no orgánicos no sobrepasan los umbrales de seguridad del gobierno.  images[5]

Los alimentos “naturales” son los que se parecen más a su estado original. No se les ha agregado ingredientes artificiales o conservantes. Ejemplos de ellos son el arroz integral, las almendras, y cierta clase de jugos de manzana. Los alimentos “naturales” pueden o no ser orgánicos.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) otorga sellos orgánicos a los productos que contienen diferentes porcentajes de ingredientes orgánicos, pero el USDA no declara o garantiza que las comidas orgánicas sean más seguras o más nutritivas que las comidas no orgánicas.

Algunos padres prefieren la comida para bebé orgánica ya que estas defienden el medio ambiente. Otros opinan que la comida para bebé orgánica simplemente sabe mejor. Sin embargo, lo que es más importante es una dieta balanceada. Ofrecerle a su hijo comidas saludables desde el principio, sean o no orgánicas, establecerá de por vida una alimentación saludable.  imagesCA66MNEG

Consejos para la compra y seguridad de los alimentos:

  • Compre vegetales y frutas en estación para asegurar una mejor calidad. Por ejemplo, compre manzanas en el otoño y bayas y tomates en el verano. Así se contribuye en el ahorro de combustible para transportar vegetales y frutas de lugares lejanos.
  • Lea las etiquetas nutricionales de los productos. Orgánico puede no significar saludable.  Algunas comidas orgánicas tienen alto contenido de grasa, azúcar y sal.
  • Si le preocupan los pesticidas, pele las frutas y vegetales. Corte las hojas exteriores de vegetales de hojas como la lechuga y el repollo. Pero recuerde que al pelar las frutas y vegetales también está reduciendo el valor nutricional de los alimentos. Los pesticidas se encuentran algunas veces en las partes grasosas de los alimentos, retire la grasa de las carnes y la piel de los pescados y del cerdo.

Los padres necesitan darles a sus bebés alimentos saludables. Si los alimentos orgánicos están disponibles y los puede pagar, cómprelos y pruébelos. Pero no deje que el sello de los alimentos  orgánicos lo limite en la compra de alimentos saludables.

Advertisements

Is organic or natural baby food better?

31 Jan

Organic foods are usually grown without conventional pesticides, chemical fertilizers or growth hormones. Feeding your baby organic baby food might limit his or her exposure to these substances. However, according to the Academy of Nutrition and Dietetics (AND) organic foods may not be healthier or safer than other kinds of foods. Residues of pesticides, fertilizers and other products on organic and nonorganic foods don’t exceed government safety thresholds.
Natural foods are as close as possible to their original state. No artificial ingredients or preservatives are added to them. Examples: brown rice, almonds, certain apple juices. Natural foods may or may not be organic. images[5]
The U.S. Department of Agriculture (USDA) provides organic seals for products that contain various percentages of organic ingredients – but the USDA makes no claims or guarantees that organic foods are safer or more nutritious than are nonorganic foods.
Some parents prefer organic baby food because it’s environmentally friendly. Others feel that organic baby food simply tastes better. What’s most important, however, is a balanced diet. Offering your child healthy foods from the beginning – whether they are organic or not – will set the stage for a lifetime of healthy eating.   imagesCA66MNEG
Shopping and safety tips
• Buy vegetables and fruits when they’re in season. This will help ensure the best quality. For example, buy apples in the fall and berries and tomatoes in the summer. This also saves on fuel to transport produce from far away.
• Read labels carefully. Organic may not mean healthy. Some organic foods are high in fat, sugar or salt.
• If you worry about pesticides, peel all fruits and vegetables. Trim the outer leaves of leafy vegetables like lettuce and cabbage. But remember, peeling may also reduce nutritional value. Pesticides are sometimes found in the fatty parts of food. So remove fat from meat and the skin from fish and poultry.
Parents need to feed the babies with healthy foods. If organic foods are available and you can afford them, great; give them a try. But don’t sacrifice good nutrition for the organic label.

¡El tiempo se está acabando…. solicite su cobertura de salud antes del 31 de marzo!

20 Jan

imagesCAC8OO41

     Cuando un nuevo año comienza, muchos de nosotros hacemos planes para completar muchas metas relacionadas con nuestra vida, nuestra salud y nuestro bienestar. El tener un seguro de salud apropiado es importante a la hora de considerar los recursos que tenemos para pagar por los servicios de salud. El Mercado es una  de las herramientas que podemos utilizar para determinar las opciones que tenemos para pagar por estos servicios. (CuidadoDeSalud.gov).

      Con la nueva ley de servicios de salud, es importante que cada individuo y cada familia hagan una decisión definitiva antes del 31 de marzo del 2014, sobre el estatus de su cobertura de salud. Marzo 31 marca la fecha en la que termina el período abierto de inscripción. Después del 31 de marzo, usted puede aplicar solo si ocurre un evento específico como matrimonio, divorcio o cambios en sus ingresos, entre otras razones. Cuando usted visita el sitio de internet del Mercado, podrá revisar los diferentes planes y recibir información sobre cobertura a bajo costo que pudiera estar disponible para usted.

        Si usted tiene trabajo y está satisfecho con su plan de salud, usted puede mantenerlo, o tiene la opción de revisar las opciones del Mercado para determinar si los planes a los cuales usted cualifica son una mejor opción para su situación actual. Es importante recordar que si usted no tiene cobertura durante el 2014 es posible que tenga que pagar una multa. Por otro lado si usted tiene Medicare ya usted tiene cobertura de salud y no necesita hacer ningún cambio.

       Hay varias organizaciones proveyendo asistencia al público para este proceso. La Universidad de Georgia es una de ellas. Tenemos un grupo de navegadores de salud que le pueden asistir con el proceso y que pueden ofrecerle valiosa información para completar su solicitud. Les invitamos a visitar el sitio de internet UGANavigators.org o a llamar a la línea de  ayuda al  1-877-7Navigate (1-877-762-8442).

 

 

Time is running out …..get your health coverage before March 31!

20 Jan

imagesCAC8OO41

       

       When a new year starts, many of us will make plans to complete many goals related to our life, health and well-being. Having appropriate health insurance is  important when we consider the resources we have  to pay for healthcare services. The Marketplace is the available tool we can use to determine the options we have to pay for health coverage.(HealthCare.gov)

With the new healthcare law, it is important that every individual and every family makes a definite decision before March 31 of 2014, about the status of their healthcare coverage. March 31 marks the end of the open enrollment period. After March 31, you could only apply if an specific situation occurs in your life like marriage, divorce, and changes in your income, among others.  When you visit the Marketplace you can review plans, rates and receive information about low cost coverage that might be available for you.

 If you are employed and you are satisfied with your health plan you can keep it, or you can review your options at the Marketplace to determine if the plans you are eligible for are a better fit for your own situation. It is important to remember that if you don’t have coverage during 2014 you may have to pay a fee. On the other hand if you have Medicare you are already covered and don’t need to make any changes.

There are several organizations providing assistance to the public for this process and the University of Georgia is one of those. We have a group of health navigators who can assist you with the process and are able to offer you valid information you will need to complete your application when needed. We invite you to contact the navigators at UGANavigators.org or to call the UGA Navigators helpline at 1-877-7Navigate (1-877-762-8442).

La reducción de sodio

12 Jan

images[2]Yo sé que existen muchas buenas razones por las que debo reducir mi consumo de sodio, entre ellas se incluyen el evitar la presión arterial, la disminución de dolores de cabeza y los mareos, y el evitar la sensación de hinchazón que ocurre por la retención de líquidos. Pero cuando me enteré que la máxima recomendación de consumo al día por persona es 2.300 miligramos, y que el promedio de consumo diario de sodio en los Estados Unidos es casi 5. 000 miligramos al día por persona, ¡estaba súper sorprendida!

¿De dónde viene todo este sodio? Pues resulta que no todo viene de los saleros de las mesas.  Cerca de la cuarta parte del sodio que consumimos proviene de echarle sal a la comida, de los condimentos como el kétchup, y de fuentes naturales. Sin embargo, la mayoría de nuestro consumo de sodio, viene de las comidas procesadas.

Las principales fuentes de sodio incluyen las comidas rápidas, vegetales en lata y congelados, sopas deshidratadas y en lata, alimentos preparados congelados, atún en lata, carnes saladas como el tocino y el jamón, las patatas fritas, yimagesCAL4QSDG otros aperitivos salados. El sodio se encuentra incluso en los cereales para el desayuno listos para comer, ¡es decir, podemos estar consumiendo sal incluso sin saborear su presencia!

Muchas de los alimentos nombrados hacen parte mi consumo diario y es muy probable que también del  suyo. En el 2014 voy a disminuir la cantidad de sodio que consumo, voy a consumir más comidas frescas y sin procesar, voy a preparar mis propias sopas, y me comprometo a comer más vegetales.

Si, ya sé que voy a estar más en la cocina, pero vale la pena al pensar en los beneficios a la salud que mi familia y yo obtendremos. De igual manera romperé el hábito de echarle sal a mi comida en la mesa. Para asegurarme de que la comida siga sabiendo delicioso, voy a usar más hierbas y otros sustitutos de la sal, así no echaré de menos el salero. En el supermercado voy a tomar más tiempo comparando y leyendo las etiquetas de los productos, compraré productos que contengan menos de 500mg por ración y probaré productos bajos en sodio en lugar de los que por lo regular compro.

Espero que para el fin de año haya reducido en buena cantidad mi consume diario de sodio, y haya ayudado a mi familia a hacer lo mismo. ¡Será difícil al comienzo, pero estoy segura que todos nos sentiremos un poco mejor al hacerlo!

Sodium Reduction

11 Jan

I know that thereimages[2] are several good reasons to reduce the amount of sodium I consume, including protection from high blood pressure, reducing headaches and occasional dizziness, and avoiding the bloated feeling that comes from fluid retention. Still, when I learned that the recommended maximum consumption per day per person is 2,300 milligrams, and then found out that the average daily intake per person of sodium in the U.S. is nearly 5,000 milligrams per day, I was amazed!

Where does all this sodium come from? It turns out it’s not all from the salt shaker at the dinner table.  About a quarter of the sodium we consume comes from sprinkling salt on food, from condiments such as ketchup, and from natural sources. The majority of our sodium consumption, however, comes from processed foods. The list of significant sodium sources includes fast foods, canned and frozen vegetables, canned and dried soups, frozen convenience foods, canned tuna, cured meats such as bacon and ham, and chips and other salty snacks. Sodium is even found in ready-to-eat breakfast cereals—it turns out that we may be consuming sodium without even tasting its presence!

Many of the foods on that list are a part of my every day diet—and probably part of yours, too. In 2014, I’m going to reimagesCAL4QSDGduce the amount of sodium I consume. I will eat more fresh and unprocessed food, start making my own soups, and commit to eating more veggies.

Yes, I know this means I’ll be spending a little more time in the kitchen, but considering the health benefits for myself and my family, I think it’s worth it. I’m also going to break the habit of adding salt to my food at the dinner table. To make sure that food still tastes delicious, I plan to use more herb seasoning and other salt substitutes–that way I won’t miss the salt shaker so much. At the grocery store, I’m going to take the time to read the nutrition labels, looking out for foods that contain less than 500mg per serving and trying out low sodium alternatives to the products I usually buy.

By the end of this year, I expect that I will have very much reduced my daily consumption of sodium, and helped my family to do so, too. It might be a little difficult at first, but I know that we’ll all feel a little better for it!