Archive | gripa, ejercicio, vitaminas RSS feed for this section

Haga ejercicio para hacer que el resfriado común sea menos común

24 Oct

Un resfriado es la enfermedad más común que experimentamos durante toda la vida. Cada año, los adultos sufrirán dos o tres resfriados, mientras que los niños pequeños tendrán alrededor de seis o siete. Los virus del resfriado causan la enfermedad que se propaga por el aire o por el simple contacto de mano a mano con una persona, los objetos o las superficies infectadas.

IMG_20170911_120103_257 (1)

Ines, su hijo y Tango caminado bajo un clima húmedo

El clima húmedo, el frío o las corrientes de aire no son la causa de un resfriado, pero si hacen que las personas se queden mas tiempo en areas cerradas donde hay un mayor contacto de persona a persona. La vitamina C no previene los resfriados, pero puede reducir levemente la gravedad y la duración de los síntomas. Todo lo que podemos hacer para tratar la mayoría de los resfriados es descansar, beber muchos líquidos calientes y comprar un remedio sin receta para el resfriado para sentirnos un poco mejor.

Enfermarnos con un resfriado después de que una cantidad suficiente de virus ha ingresado al cuerpo depende de muchos factores. Los factores que afectan el sistema inmune y aumentan el riesgo de infección son: el estrés, la baja ingesta de alimentos, la pérdida de peso rápida, la falta de sueño y las malas prácticas de higiene. Por otro lado, tener demasiada grasa en el cuerpo afecta de manera negative la capacidad del cuerpo para combatir enfermedades. La grasa corporal puede inhibir la capacidad de los glóbulos blancos para multiplicarse, producir anticuerpos y prevenir la inflamación.

¿Podemos prevenir un resfriado mediante el ejercicio regular? Varios estudios con adultos apoyan esta creencia. El ejercicio, como caminar a paso ligero, montar bicicleta, nadar y jugar deportes, mejora el movimiento de células inmunitarias importantes en todo el cuerpo. Durante el ejercicio, las hormonas del estrés, que pueden suprimir la inmunidad, no son elevadas. Aunque el sistema inmunitario vuelve a los niveles previos al ejercicio muy rápidamente después de la sesión de ejercicio, cada sesión representa un estimulo que reduce el riesgo de infección a largo plazo.

Vivimos en un mundo donde los virus y las bacterias están en todas partes esperando para atacar a sistemas inmunes débiles. Mantenga sus defensas inmunes operando normalmente siguiendo esta variedad de hábitos de estilo de vida:

  • Haga ejercicio moderadamente la mayoría de los días de la semana para mejorar la capacidad del sistema immune de detectar y destruir virus.
  • Evite el sobreentrenamiento y la fatiga crónica y no haga ejercicio cuando tenga fiebre. Esto puede conducir a síntomas más severos, recaídas y sensación continua de fatiga.
  • Coma una dieta balanceada para mantener las cantidades de vitaminas y minerales en el cuerpo a niveles óptimos. Por lo general, los adultos sanos no necesitan suplementos vitamínicos ya que estos no mejoran la función inmune por encima de los niveles normales.
  • Mantenga las tensiones de la vida al mínimo y practique técnicas de manejo del estrés.
  • Duerma bien y en un horario regular. La interrupción del sueño se ha relacionado con la disminución del trabajo del sistema immune.
  • Limite la exposición a virus y bacterias lavándose las manos con frecuencia y evite tocarse los ojos y la nariz (la ruta principal para introducir virus en el cuerpo).

Haga ejercicio moderado todos los días y evite enfermarse de gripa este invierno!

Advertisements