Tag Archives: estres

La inflamación y cómo manejarla.

27 Sep

¿Alguna vez se ha preguntado si tiene inflamación? ¿Sabe lo que es? ¿Conoce las dietas antiinflamatorias? Me gustaría compartir con ustedes algunos artículos médicos e información basada en investigaciones para aclarar conceptos mal entendidos sobre la inflamación.

En términos médicos, la inflamación es la respuesta de nuestro sistema inmune a lesiones comunes, como cortadas o quemaduras. El área afectada se vuelve roja, caliente y se hincha, acompañada de un aumento del flujo sanguíneo en el área afectada, así como la producción de sustancias químicas corporales para curar la lesión.

Sin embargo, se cree que muy poca inflamación que persiste por mucho tiempo es la raíz de la mayoría de las enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la enfermedad del hígado graso no alcohólico, la obesidad, los trastornos autoinmunes, la enfermedad inflamatoria intestinal e incluso la depresión clínica. Las investigaciones han llamado a este concepto “teoría de la inflamación de la enfermedad”, en el que la inflamación es el factor más importante entre las principales causas de muerte.

Hay estudios médicos que pueden medir muy poca inflamación o una respuesta inmune crónica de bajo grado. Sin embargo, las investigaciones muestran que factores modificables como la dieta y el comportamiento pueden ser la clave para desactivar la inflamación.

Una dieta antiinflamatoria puede ayudar a controlar el estrés oxidativo excesivo en las celulas, la glucosa alterada y el metabolismo de los lípidos en las células grasas (adiposas) de los músculos y el hígado. Muchos estudios han demostrado que la Dieta Mediterránea, una dieta que incorpora aceite de oliva, pescado, consumo moderado de carne magra y abundantes frutas y verduras, legumbres y granos integrales, muestra más efectos antiinflamatorios en comparación con la dieta típica estadounidense.

Además de la dieta, el ejercicio y evitar el estrés también son importantes para prevenir la inflamación. Dedique 30 a 45 minutos de ejercicio aeróbico y 10 a 25 minutos de entrenamiento con pesas o de resistencia al menos cuatro a cinco veces por semana. Es difícil cambiar muchas de las situaciones estresantes que encontramos en la vida, pero podemos cambiar la forma en que respondemos al estrés al manejarlo mejor.

Reducir la inflamación es importante mejorará nuestra salud y reducirá el riesgo de enfermedades crónicas.

Ensalada mediterránea de cuscús con garbanzos

Las uvas agregan sabor dulce a este plato fácil de cocinar que funciona fácilmente para un almuerzo o cena para llevar. Receta de la American Heart Association. Rinde 4 porciones

Por porción: Calorías 466, Proteína 17g, Fibra 14g, Costo $ 3.03

Ingredientes

1 3/4 tazas de agua

1 taza de cuscús de trigo integral

2 pepinos medianos (cortados en cuartos)

1 1/2 tazas de uvas verdes o moradas (cortadas a la mitad)

3 cebollas verdes

15.5 oz. garbanzos enlatados, bajos en sodio, escurridos y enjuagados

1/3 taza de aceitunas negras o Kalamata picadas, sin hueso

2 cucharadas de perejil seco O 1/2 taza de perejil fresco picado

1 ½  cucharadas aceite de oliva

1 cucharada. jugo de limón

4 cucharadas queso feta bajo en grasa para desmoronar (dividido)

Instrucciones

Usando el microondas o una tetera, hierva 1 ¼ tazas de agua. Agregue en un recipiente a prueba de calor de tamaño mediano, junto con el cuscús. Mezcle y cubra con una tapa o con una envoltura de plástico. Deje reposar el cuscús por 10 minutos.

Mientras tanto, pele los pepinos. Corte en cuartos cada pepino y luego córtelos en trozos de 1 pulgada. Añada en un tazón grande. Si lo desea, reduzca a la mitad las uvas o agréguelas enteras al tazón. Pique las cebolletas, aproximadamente ¼ de taza, y agrégalas al tazón.

Cuando el cuscús esté listo, use un tenedor para esponjarlo y luego agréguelo al tazón junto con las aceitunas, los garbanzos, el perejil, el aceite y el jugo de limón. Use una cuchara grande o una espátula para revolver. Sirva, cubriendo cada porción con 1 cucharada de queso feta.

Consejo de cocina: cuando se usan alimentos salados de forma natural, como queso feta y aceitunas, no es necesario agregar sal adicional a un plato.

Manténgalo saludable: los artículos enlatados, como los frijoles y las verduras, se deben escurrir y enjuagar con agua en un colador para eliminar parte de la sal agregada durante el proceso de enlatado.

Consejo: el pepino inglés se puede sustituir por 2 pepinos regulares medianos; sin embargo, los pepinos ingleses suelen ser más caros, por lo que solo se pueden sustituir si están en oferta.

Artículo adaptado del artículo de Sarah Dimitratos “Inflamación: ¿Qué es y cómo puede afectarlo mi dieta y mi comportamiento?” Del sitio web de la Sociedad Estadounidense de Nutrición.

La lactancia materna no tiene por qué ser estresante – Inés Beltrán, Agente de Familia y Ciencias del Consumidor

25 Aug

La llegada de un bebé y la rutina de la lactancia materna pueden ser estresantes. Sin embargo, los estudios han demostrado que amamantar es tan saludable para las madres y sus bebés que vale la pena el esfuerzo. La lactancia materna es un proceso normal que ofrece nutrientes esenciales, es una comida nutricionalmente equilibrada, la leche materna es fácil de digerir y además combate las enfermedades.

cross_cradle_2000x1100_4x3[1]Sin embargo, el estrés afecta la lactancia materna y puede hacerla más propensa a las enfermedades o causarle problemas al dormir. El estrés puede causar problemas estomacales, dolores de cabeza y problemas de salud mental. Por otro lado, la lactancia materna puede ayudar a las madres a relajarse y a manejar mejor el estrés. El contacto piel con piel con su bebé tiene un efecto calmante.

Estas medidas le podrían ayudar a disminuir el estrés durante la lactancia:

  • Informarse: aprenda todo lo que pueda acerca de los beneficios de la lactancia materna y cómo hacer que funcione para usted para que pueda sobreponerse a los malos ratos. Las primeras semanas de la lactancia materna son las más difíciles, pero con el tiempo se hace más fácil.
  • Aprenda a relajarse: Trate de encontrar un lugar cómodo y tranquilo para amamantar. Esto le ayudará a que la lactancia sea más agradable para usted y su bebé. Utilice este tiempo para crear una conexión con su bebé, para escuchar música relajante, meditar o leer un libro.
  • Duerma: Dormir lo suficiente le ayudará con el estrés y a hacer frente a los retos, de igual manera le ayudará a mantenerse saludable. Trate de dormir tanto como le sea posible.
  • En realidad se require de un grupo de apoyo para criar a un niño. Hable con su familia sobre el apoyo y sobre sus metas con respecto a lactancia materna y sobre cómo necesita de su apoyo.
  • La actividad física mejora su estado de ánimo: Su cuerpo produce ciertas sustancias químicas llamadas endorfinas cuando hace ejercicio. Estas alivian el estrés y mejoran su estado de ánimo. Si acaba de tener a su bebé, pregúntele a su médico cuándo está bien comenzar a hacer ejercicio.
  • No maneje el estrés de manera poco sana. Esto incluye el consumo excesivo de alcohol, el uso de drogas o fumar, todo esto puede causarle daño a usted y a su bebé. De la misma manera, no es saludable comer en exceso en respuesta al estrés.
  • Pida ayuda a un profesional si la necesita, a veces no sabemos cómo hacer frente a los problemas. Hable con su médico acerca de tomar algunos medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad y para ayudar a promover el sueño. Sin embargo, no todos los medicamentos son seguros para tomar durante la lactancia. Más información sobre el estrés y medicamentos que son seguros para tomar durante la lactancia en

https://womensmentalhealth.org/specialty-clinics/breastfeeding-and-psychiatric-medication/