El alcohol y los nutrientes esenciales

25 Mar

alcoholEl alcohol es una droga sedante legalizada que no aporta ningún nutriente al cuerpo. Consumimos alcohol como parte de ocasiones sociales. En exceso, el alcohol puede interrumpir diferentes funciones del cuerpo causando deficiencia de nutrientes y problemas de metabolización de nutrientes.

Las bebidas alcohólicas están hechas principalmente de agua, alcohol (etanol) y diferentes cantidades de azúcar. Las calorías proporcionadas por el alcohol y el azúcar y se llaman “calorías vacías”; esto es debido a la falta de nutrientes esenciales. Los nutrientes esenciales como carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua proporcionan las herramientas que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. El alcohol es algo que usted puede elegir agregar a su dieta, pero no algo que necesita. El alcohol no se considera un nutriente esencial.

El alcohol mejora el humor del bebedor. Cuanto más beba, más partes de su cerebro se adormecen por el alcohol, la droga sedante. A medida que el alcohol se mueve rápidamente al cerebro, afecta al lóbulo frontal aumentando el disfrute, la euforia y la felicidad. El alcohol también puede hacerlo sentir más relajado; sin embargo, puede afectar su juicio. Los bebedores esperan resultados positivos al beber y aumentan la cantidad que toman.

Las personas que se vuelven alcohólicas a menudo comen mal y no consumen nutrientes esenciales. Esto interfiere con el proceso nutricional y afecta la digestión, el almacenamiento, la utilización y la excreción de nutrientes. Algunos alcohólicos ingieren hasta 50% de sus calorías diarias totales del alcohol. Esto puede afectar los niveles de glucosa en la sangre, causar deficiencia de vitaminas A, E y D que pueden asociarse con ceguera nocturna y ablandamiento de los huesos. Las deficiencias de otras vitaminas también pueden causar daño neurológico severo.

En mujeres embarazadas, el alcohol es tóxico para el feto. Además, si la madre no consume comidas nutritivas, también puede ocurrir un desarrollo fetal deficiente. Durante el embarazo las necesidades nutricionales son del 10% al 30% mayores de lo normal. La ingesta de alimentos puede aumentar hasta en un 140% para cubrir las necesidades de la madre y el feto. Las deficiencias nutricionales de una madre alcohólica afectan la nutrición del feto negativamente, pero el alcohol también puede restringir el flujo de nutrición al feto.

El consumo de alcohol puede convertirse en un hábito y es difícil saber cuándo usted está bebiendo demasiado. Los hábitos son inconscientes y eso significa que no es consciente de que lo está haciendo. Para cambiar su hábito de beber, primero tiene que reconocerlo. Una vez que entienda qué está sucediendo, puede comenzar a cambiarlo. Siga estos pasos para hacer un cambio real: mida cuánto bebe y cuándo, identifique sus puntos problemáticos y planee cómo tratarlos. ¡Si piensa que no puede contralarlo busque ayuda!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: